Actualizado hace: 2 horas 52 minutos
Quevedo
Estrellamiento mortal

A las 09h00 de ayer, Víctor Vicente Gavica Guerra (57), Edwin Hernán Cabezas Oña (48) y Mariuxi Wong Solís (33) tenían programado viajar a Guayaquil, sin embargo, la desgracia se les cruzó en el camino la noche del lunes.

Miércoles 15 Enero 2020 | 12:00

Pasadas las 22h00,  Gavica conducía su carro,  tipo Jeep, marca  Haval, color negro, de placas RBA9324,  por la calle 7 de Octubre y June Guzmán cuando por extrañas circunstancias se estrelló contra un transformador y luego con una columna de concreto del edificio de la importadora Peng.

Debido al impacto, el motor del vehículo empezó a incendiarse. Testigos del accidente socorrieron a los ocupantes. Wong,  quien viajaba como copiloto,  fue sacada del vehículo al igual que Cabezas. 
Debido a la gravedad de las heridas, este último  fue llevado a la clínica Revelo Grey donde falleció. 
Según los bomberos, el hombre tenía más de 245 fracturas en su cuerpo, mientras que la mujer fue trasladada hasta el hospital Sagrado Corazón de Jesús donde ayer le iban a dar de alta.
>Tragedia.  Mariana Rodríguez, cuñada de Gavica, indicó que el ahora fallecido era hacendado y desde algún tiempo presentaba problemas de salud, “sufría de ataque epilépticos”, dijo.
Sergio Izquierdo, amigo de las víctimas,  contó a diario El Río que los tres (Cabezas, Gavica y Wong)  habían estado recopilando firmas para apoyar a un político, que se postulará en la próximas elecciones para candidato presidencial.
“Ellos iban a viajar a Guayaquil, antes del accidente estaban recogiendo las firmas, en el momento del percance iban a dejar a Edwin a su casa, me cuenta Mariuxi que Víctor se ha quedado estático frente al volante, le han empezado a preguntar qué le pasaba, le gritaban que pare pero él no reaccionaba, parece que ha tenido algún problema de salud”, señaló Izquierdo,  recordando a las víctimas como personas colaboradoras, carismáticas y siempre dispuestas ayudar a la comunidad.
>Rumores. Ante el suceso, se rumoró que los afectados habían sido víctimas de la delincuencia y que el vehículo recibió  impactos de bala, sin embargo, esto fue desmentido por la Gobernación, aclarando que, según los vídeos de seguridad de la zona,  no los estaban siguiendo y mucho menos fueron baleados. 
La fatalidad se debió a un accidente de tránsito.
José Martínez, coronel del Cuerpo de Bomberos,  indicó que cuando llegaron al sitio de la tragedia el conductor del vehículo ya había muerto, su cuerpo estaba presionado con los hierros del automotor por lo que debieron usar herramientas hidráulicas para poder rescatarlo y finalmente llevarlo a la morgue de Quevedo para la autopsia respectiva.
“El impacto provocó una chispa que ocasionó el fuego en el motor, pero dentro de la cabina del vehículo no hubo fuego, el conductor falleció por los golpes o por alguna enfermedad, pero no se quemó su cuerpo”, aclaró Martínez indicando que “El estado de Cabeza fue crítico, tenía muchas fracturas. Se lo trasladó a la clínica donde lamentablemente falleció”. 
>Dolor. La tragedia sorprendió a familiares y amigos de las víctimas. 
Cabeza era padre de tres hijos, fue taxista y actualmente se dedicaba a sus negocios; mientras que Gavica era hacendado, tenía una hija y estaba gestionando proyectos que ayuden al progreso del Deportivo Quevedo, indicaron sus amigos. 
El cadáver de Cabezas fue llevado a la sala de velación del Sindicato de Choferes.