Actualizado hace: 10 horas 46 minutos
Quito
Jaime Vargas: ''Hemos derogado juntos, con la lucha se ha derogado el decreto 883''

Lunes 14 Octubre 2019 | 17:41

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, confirmó este lunes que fue derogado el decreto del Gobierno que eliminaba el subsidio a los combustibles y que encendió las protestas prolongadas durante once días en el país.
"Hemos logrado compañeros y compañeras, (lo) hemos derogado juntos, con la lucha se ha derogado el decreto 883", aseguró Vargas en una rueda de prensa convocada por la directiva de la Confederación en el Ágora de la Casa de la Cultura de Quito, convertida en bastión del movimiento en la última semana.
Vargas tuvo palabras de agradecimiento por haber apoyado "la lucha" al movimiento indígena a los vecinos de Quito, medios de comunicación, así como a jóvenes y voluntarios de brigadas de diferentes universidades de la capital y Cruz Roja.
"Hemos liberado el país", manifestó el dirigente y avanzó que la nueva disposición del Gobierno podría entrar en vigor entre este lunes y el martes, lo que supondrá la inmediata "normalización de todas las tarifas de gasolina, diesel y pasajes", además de los precios de los productos de primera necesidad.
El responsable de Conaie, que el domingo estuvo reunido durante alrededor de cinco horas con otros dirigentes con el presidente Lenín Moreno y varios de sus ministros, expresó su agradecimiento a los líderes de las bases.
"La lucha no es solamente para los indígenas, sino para todos los ecuatorianos y ecuatorianas", remarcó al tiempo que reivindicó que en su movimiento "hemos perdido el miedo, ya no somos esos indígenas que nos dejábamos humillar".
Al igual que hiciera el domingo en el diálogo con el Ejecutivo y bajo mediación de la ONU y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, para llegar a un compromiso, Vargas insistió en que los titulares de Defensa, Oswaldo Jarrín, y de Gobierno, María Paula Romo, debían ser cesados.
"Pedimos al señor presidente, aunque recibamos amenazas, que se tienen que ir la señora Romo y el ministro Jarrín", aseveró.
Concluyó su alocución asegurando que "hoy el Gobierno de la Conaie es el Gobierno de todo el país, del Estado plurinacional".
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció horas antes que a lo largo de la jornada derogaría el decreto 883, detonante de las protestas de los últimos 11 días.
"Hemos hecho una elección por la paz. Se expedirá un nuevo decreto que nos asegure que los recursos lleguen a quienes realmente los necesitan", escribió el gobernante en su cuenta de Twitter.
El mensaje lo colgó horas después de haber alcanzado un acuerdo con los dirigentes indígenas para revisar una decisión que respondía a las demandas de austeridad del Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras entidades a cambio de una línea de crédito por más de 10.000 millones de dólares.
Leonidas Iza, dirigente del Movimiento Campesino de Cotopaxi, insistió en la comparecencia de prensa que las demandas del colectivo "deben cumplirse" a cabalidad sin ceder "ni un milímetro".
"Todo el país está a la expectativa de que salga ese decreto", advirtió antes de exigir la renuncia de los dos ministros, lo que consideró "innegociable".
Por su parte, la dirigente de la Mujer y Familia de la Conaie, Luisa Lozano, subrayó el papel que han tenido las mujeres indígenas en las protestas de los últimos días.
"Como indígenas, como mujeres del campo y de la ciudad, nos hemos puesto frente a esta lucha exponiendo nuestra vida para defender los derechos colectivos de todos", aseguró.
Censuró también la "represión" de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes tras asegurar: "Nunca nos rendiremos ni agacharemos la cabeza frente a la represión de estos días".
Desde primera hora del día miembros del colectivo indígena abordaban autobuses, furgonetas y otros vehículos para emprender la marcha hacia sus comunidades de origen.
En torno a una veintena de autobuses esperaban a la conclusión de la comparecencia de los dirigentes, en medio de una algarabía de concentrados en los alrededores de la Casa de la Cultura, donde se llevaron a cabo danzas y bailes ancestrales, a la expectativa de que se confirmara la derogación del decreto presidencial para poder partir. EFE