Actualizado hace: 11 horas 12 minutos
Valencia
No llegó a casa

A las 16h00 del jueves, familiares de Carlos Fernando Echeverría Cabrera se enteraron de su trágica muerte.

Sábado 21 Septiembre 2019 | 11:59

La fatal noticia se hizo conocer vía telefónica por parte de unos amigos de  “Yuquita blanca”,  como le decían al ahora fallecido.  

Así lo relató entre lágrimas Claudia Mendoza, una de sus cuñadas.
La mujer narró que lo único que saben hasta ahora es que la causa de su muerte fue producto de golpes y traumatismos que sufrió Carlos, en un accidente de tránsito ocurrido la tarde del jueves, en la avenida 13 de Diciembre, vía Valencia- La Maná.
El vehículo Corsa, colo gris,  en el que viajaba su familiar quedó a un lado de la vía, luego que chocara de frente con una camioneta Dimax.
El confuso incidente,  donde, según testigos, hay un tercer vehículo involucrado, también dejó como saldo dos carros  destruidos.
A pesar de que la víctima   fue llevada en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos hasta el hospital Sagrado Corazón de Jesús,  de Quevedo, nada lograron hacer los médicos para salvarle la vida,  ya que fue ingresado sin signos vitales.
Posteriormente fue trasladado hasta la morgue, donde amigos y parientes no encontraban consuelo por su inesperada partida. 
Destino. Una de las hijas indicó que su padre antes del choque pretendía llegar hasta el sector La Cima con el afán de visitarlos  y saber de ellos,  pero la muerte se le cruzó en el camino. 
La mujer,  de 21 años, añadió que le sorprendió el choque porque su progenitor era un hombre cuidadoso al momento de conducir y jamás había tenido un accidente. 
Se desconoce sobre el paradero del chofer del otro automotor.
Carlos Fernando tenía seis hijos, tres de ellos menores de edad. El último cumplió tres años. 
Vivía en el sector Las Lomas y se desempeñaba como inspector de calidad en propiedades agrícolas de la zona. Fue velado en este sitio un par de horas la tarde de ayer. Varios de sus amigos levantaron una capilla ardiente en la cancha. 
En el lugar escenas y gritos de dolor de sus familiares eran escuchados por los vecinos que también mostraron su pesar. Después el cuerpo fue movilizado hasta la provincia de Manabí, de donde era oriundo. Allí será sepultado.