Actualizado hace: 3 horas 40 minutos
Quevedo
A favor y en contra

El video en el cual se observa a un policía golpeando por dos ocasiones a un sujeto que se encuentra esposado en el piso ha generado una serie de comentarios.

Martes 13 Agosto 2019 | 11:08

Según las imágenes, el hombre minutos antes, a bordo de una motocicleta, arrebató sus pertenencias a una mujer que se encontraba en compañía de un menor de edad. Justo en ese momento llega el uniformado y lo sigue hasta neutralizarlo. Después se supo que era la pareja de la víctima. 

Por un lado se encuentran quienes están de acuerdo con el accionar del gendarme, pues señalan que es una forma de erradicar la delincuencia. 
Una de ellas  es María Rizo, comerciante. La mujer indicó que apoyaba esta actitup. “Más allá de ser padre actuó como policía y su misión es esa, velar por la integridad y seguridad ciudadana”, señaló Rizó, quien labora en la parroquia San Camilo desde hace cuatro años. 
En contra. Por otra parte hay quienes indican que este tipo de actuación  policial es un abuso de poder. 
Gorky Bone, abogado, señaló que el aprehendido debió ser llevado hasta el hospital para su valoración  médica y luego ser recluido. “En el momento en que llega y lo patea ya hay un uso excesivo de la fuerza (...) el policía debe ser judicializado. Ahora estamos en un estado de derecho, donde todos tenemos deberes y obligaciones; allí se violentó el derecho a la integridad del detenido”, refirió el jurista, quien agregó que el policía no es autoridad, sino un funcionario público y agente del orden.
En la Policía se conoció que en este caso podrían haber una o dos tipos de sanciones: administrativa, que conllevaría incluso hasta la salida de la entidad, todo luego de los respectivos análisis del caso; y la penal, donde el supuesto afectado o sus familiares podrían presentar la respectiva demanda. 
Reacciones. El video tiene repercusión nacional.   La asambleísta María Mercedes Cuesta cuestionó la acción. “El presunto ladrón está esposado, en el piso, no hay ninguna necesidad de patearlo. ¿Es tan difícil de entender?”,  dijo. 
En los artículos 152 y 392 del Código Orgánico Integral Penal se señalan las sanciones que se aplican a quienes hieran, golpeen o lesionen a otras personas.