Actualizado hace: 11 horas 47 minutos
España
Localidad española bate el Guinness de mujeres vestidas de novia

Domingo 30 Junio 2019 | 12:35

La localidad española de Petrer (este) entró hoy en el Libro Guinness de los récords al reunir a 1.347 mujeres vestidas de novia, una marca que hasta ahora ostentaba la ciudad china de Suzhou, con 908 participantes.

Fuentes de la organización han confirmado a Efe que Guinness World Records, la entidad que contabiliza este tipo de registros, ha entregado el certificado oficial después de que una jueza francesa haya contabilizado una por una a todas las participantes.
El responsable de Comunicación del acto, Lluís Francés, ha señalado que han participado mujeres de "todas las edades", desde los 18 hasta los 92 años, procedentes de toda España.
Han llegado a acudir españolas residentes en países como Inglaterra o Francia. Todas ellas van a recibir el título de Guinness que acredita su participación en el acontecimiento.
El caso más singular es el de Teresa Berna, una mujer de 92 años que vive en Petrer. Berna ha declarado a Efe que "tenía mucha ilusión" por vestirse de blanco, ya que cuando contrajo matrimonio, en 1951, "no tenía dinero" y tuvo que casarse "de negro".
Berna, que se mostraba muy contenta por la iniciativa, ha estado acompañada en todo momento por sus siete hijos.
Además, Francés ha destacado que entre las participantes había mujeres "solteras, casadas y divorciadas", y que todas iban de blanco.
"Una de ellas -ha continuado el representante de la organización- ha traído una coliflor en vez de un ramo de novia".
Muchos de los trajes eran propios y otros, prestados, han señalado fuentes de la organización.
"Una mujer ha dicho que el vestido le venía grande porque cuando se casó estaba embarazada", ha dicho Francés.
Para los propietarios de la firma organizadora, Milan Zhivkov y María Salud Serrano, la consecución del récord constituye "un sueño cumplido", según ha relatado Francés.
En cuanto han visto que superaban la marca establecida en un centro comercial chino, "se han puesto a llorar de la emoción", ha afirmado.
"Un evento así conlleva mucho trabajo para poder reunir en solo tres meses que vinieran más de mil mujeres vestidas de novia", ha manifestado Francés.
Pese a las largas colas formadas para el acto, ya que las novias han sido contadas una a una por la jueza, no ha habido que lamentar ninguna incidencia. 
"A pesar de que hacía mucho calor, pues hemos superado los 35 grados", han comentado las fuentes consultadas. EFE