Actualizado hace: 16 horas 22 minutos
Directivo de ONU reconoce ''cambio fundamental'' de Ecuador ante la corrupción

Miércoles 26 Junio 2019 | 14:29

El jefe de Prevención del Delito y Justicia Penal de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), Jason Reichelt, reconoció haber percibido un "cambio fundamental" en Ecuador en el combate a la corrupción y el crimen organizado.

"He visto un cambio fundamental en los últimos dos años en los que la corrupción y el reforzamiento de las instituciones realmente son una prioridad del Gobierno", manifestó Reichelt a Efe en el marco de un seminario celebrado este miércoles en Quito.
Remarcó que existe una "voluntad política" por parte del Ejecutivo ecuatoriano de impulsar reformas importantes y manifestó que desde su organización prestarán cualquier tipo de colaboración requerida para luchar contra la corrupción y el crimen organizado en Ecuador.
El país es considerado el cuarto más corrupto de Suramérica, reveló este lunes el secretario Anticorrupción, Iván Granda, con base al último informe de Transparencia Internacional.
A principios de año el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, creó una Secretaría Anticorrupción y posteriormente estableció una Comisión de Expertos internacionales para combatir y perseguir los delitos relacionados con esta lacra social e institucional.
El directivo de la UNODC subrayó que precisamente "la lucha contra la corrupción es fundamental para reforzar a las instituciones del sector público y privado, de manera que les permita implementar un desarrollo sostenible".
En una ponencia en el "Seminario de lucha contra la corrupción y delincuencia organizada en Ecuador", resaltó el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 16 de la Agenda 2030, que menciona la lucha contra la corrupción y aseguró que su cumplimiento es transversal para la consecución del resto de objetivos, como el combate a la pobreza y la crisis climática o la equidad de género.
Reichelt indicó que "cada vez más se percibe que la corrupción y el crimen organizado no son de bajo nivel, sino que se diseminan por la región e internacionalmente", lo que requiere que los jueces y fiscales de los países cooperen más allá de sus fronteras.
Y mencionó especialmente que buena parte de estos delitos se derivan del lavado de activos, lo que "alza banderas rojas que requieren de una investigación adicional".
En ese sentido, consideró indispensable un sistema de aplicación de la justicia altamente cualificado y funcionarios que sepan cómo seguir los capitales ilícitos a fin de identificar a los autores de la corrupción, del crimen organizado o del tráfico de drogas.
El seminario, que se inauguró hoy y se prolongará hasta el próximo viernes en la Plataforma Judicial del norte de la capital ecuatoriana, está patrocinado por el Consejo de la Judicatura y la Unión Europea (UE) a través del Programa de Asistencia contra el Crimen Transnacional Organizado (EL PAcCTO).
La embajadora de la UE en Ecuador, Marianne Van Steen, subrayó a Efe que la colaboración de los Veintiocho con Latinoamérica se realiza a través del intercambio de experiencias, buenas prácticas y lecciones aprendidas.
En el caso de Ecuador, subrayó que ha habido "una demanda muy proactiva por parte del Consejo de la Judicatura, lo que demuestra el compromiso y la voluntad de trabajar en conjunto".
Precisamente este foro tiene por objetivo servir de plataforma para el intercambio de ideas que ayuden a fortalecer el trabajo interinstitucional para enfrentar estos delitos, además de abordar las reformas legales y protocolos de actuación para lograr una mayor eficiencia en el combate a estas amenazas.
La presidenta del Consejo de la Judicatura, María del Carmen Maldonado, tildó de "enorme flagelo" a la corrupción y apuntó que combatirla "es tarea de todos y no solo de las autoridades".
Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, abogó como medida preventiva por "una vacuna a toda la sociedad ecuatoriana", y alertó de que el blanqueo de dinero y el narcotráfico se han incorporado a la economía nacional. EFE