Actualizado hace: 16 horas 7 minutos
Babahoyo
Se ganan la vida con su humor

Ya es común observar en los buses urbanos o intercantonales y en los lugares de mayor concurrencia a personas que se ganan la vida contando chistes.

Domingo 16 Junio 2019 | 12:09

Unos van disfrazados de payasos y también aprovechan para vender algún artículo, en especial dulces,  mientras que otros gracias al don de sus palabras son capaces de solicitar monedas que se les entregan como señal de felicitación. 

Charlie Olivo es uno de ellos. Es oriundo de Balzar (Guayas) pero vive en Quevedo desde los cinco años de edad.
El hombre manifestó que desde los siete trabajaba como payaso, y en los buses lleva casi cerca 20.
Agregó que el “arte de hacer reír” se lo aprendió a otras personas que se dedicaban a esta actividad y que realizaban teatro en la calle. 
Con satisfacción expresó que en su labor diaria ha encontrado de todo un poco, pues hay quienes les miran “medio raro” y se enojan y a otros que no dejan de sonreír con sus múltiples ocurrencias. 
Agrupación. “Soy artista de la calle, pero también tengo la oportunidad de cantar en una agrupación que se llama Tiempo Vallenato”, señaló Charlie, quien agregó que audicionó para el casting del reality “Yo me llamo”, quinta temporada, imitando al vallenatero colombo- venezolano Jean Carlos Centeno. 
Otro artista que se gana la vida con su talento es “Chupetín”. A diario recorre el parque central para presentar su espectáculo que va desde trucos con cartas hasta chistes para todos los gustos y edades.