Actualizado hace: 45 minutos
Babahoyo
Las clases los benefician

Quienes se dedican a la venta de golosinas, cosméticos, bisutería y utensilios de oficina están satisfechos con el inicio de clases. Muchos de ellos pasaron la temporada de vacaciones en sus hogares sin generar ingresos, pues solo dependen de esta actividad económica.

Viernes 10 Mayo 2019 | 11:00

Laura Villamar es una de las comerciantes que labora en las inmediaciones de la unidad educativa réplica Eugenio Espejo, ubicada en  la vía Babahoyo-Montalvo. 

La mujer, madre de dos menores de edad, comentó que su jornada empieza a las 05h00, pues reside en la ciudadela Muñoz Rubio y debe llegar temprano para armar su puesto. “Las ventas no están tan buenas, pero algo uno se gana; fueron casi tres meses los que estuve en la casa por motivo de las vacaciones, ahora ya el negocio comenzó a generar algo nuevamente”, señaló la mujer, quien agregó que en un día que considera como “bueno”, puede vender hasta 20 dólares, mientras que en otras jornadas hace entre 6 y 8 dólares, con los que ayuda en la crianza de sus hijas que cursan el primero y tercer año de bachillerato. 
Jorge Villegas, otro de los vendedores, también dijo sentirse contento por el regreso a clases. “Las ventas están bien por ahora, aquí vendo de todo,  en las vacasiones me quedé en casa, ya uno sabe cuando no se va a poder trabajar, entonces se guarda un dinero para mantenerse los meses de paralización laboral, refirió   Villegas. 
Preferencia. Otros comerciantes indicaron que prefieren trabajar fuera de la Eugenio Espejo porque tienen espacios adecuados para situarse, a diferencia de otros planteles que se encuentran en el centro y hay inconvenientes con los policías municipales y agentes de tránsito.  Los productos más requeridos son gaseosas, jugos, mangos con sal, entre otros.