Actualizado hace: 38 minutos
Vinces
Manuel, el alcalde el pueblo

Empujando su triciclo cargado de material reciclado, sus ojos apuntaron a los charcos de la estropeada avenida Ernesto Che Guevara, en el centro de Vinces.

Jueves 14 Marzo 2019 | 11:00

El mal estado de la arteria vehicular le molesta un poco. ¡Conmigo en la alcaldía, estas calles estuvieran bien pavimentadas!, exclamó mientras un grupo de personas le aplaude con júbilo.  

Manuel Antonio Cedeño Cornejo, de 50 años, es un personaje muy querido en la ciudad. Es reconocido por sus permanentes arengas públicas. En la urbe, en tiempo de elecciones, de todos lados le gritan: ¡Señor alcalde!.
Él responde saludando con la mano derecha alzada, a la vez que conduce su carreta de granizados o un triciclo con sacos de material reciclado.
Trabajos. “Soy un hombre trabajador que quiere sacar adelante a este pueblo. ¡Yo soy el alcalde, el alcalde del pueblo! Vinces es mi vida, amo a mi cantón”, recalcó.
En la mañana se dedica a reciclar y en las tardes, cuando hace bastante sol, vende granizados hasta las cuatro de la tarde. 
En la noche se dedica a realizar fletes a las señoras dedicadas a la venta de comida en el centro de la urbe vinceña.
El “Alcalde del pueblo”, vive en una pequeña vivienda ubicada en la cooperativa de Augusto Valencia, además, se gana la vida realizando la limpieza de fincas e injertando plantas.
Los trabajos le generan una ganancia de entre 15 y 20 dólares al día. “Yo no gano tanta plata para una campaña, pero me da pena ver a mi pueblo sin obras”, reaccionó. 
“Fuera de broma, él es un hombre bien trabajador, y aunque muchos no lo tomen en serio, es una gran persona. Todos los días se lo ve en su carreta de granizados o recogiendo botellas de plástico”, comentó Joaquín Mosquera.