Actualizado hace: 3 horas 2 minutos
Babahoyo
Quiere a su hijo de vuelta

Levantarse de la cama y jugar con un pequeño avión de plástico, una piñata y una bicicleta es lo que hace Carlitos (nombre protegido) cada mañana en la ciudadela Puerta Negra, de Babahoyo.

Martes 12 Febrero 2019 | 11:00

El futuro del menor de dos años y once meses se definirá en la sala de un juzgado, cuando se determine quien tendrá su custodia, si su madre biológica o la adoptiva.

La mujer que lo ha criado desde los ocho meses de nacido contó que quien trajo al mundo a Carlitos fue su sobrina. Además mostró un documento con firma y sello de la Notaría Primera del cantón Babahoyo, con fecha del 22 de noviembre del 2016, en el que supuestamente la madre biológica accede a entregarle a su hijo.
Según el documento, la joven habría tomado esta decisión debido a las amenazas de muerte que le habría hecho su pareja.
Lo quiere de regreso. La madre adoptiva dice que ahora que el niño está por cumplir 3 años de edad, su sobrina  lo quiere de vuelta. Lo que más le preocupa es que en el Juzgado de la Niñez y Adolescencia no aceptan como válido el documento que tiene firmado por la notaría, pues ella quiere continuar cuidando del Carlitos.
Por su parte, miembros de la Junta Cantonal de la Niñez y la Adolescencia indicaron que el infante tiene doble inscripción. 
Es decir, primero fue inscrito por su madre biológica y luego por la adoptiva, quien le cambió los nombres y apellidos.
En esa entidad añadieron que el Juzgado de la Niñez ha dispuesto que el infante sea entregado a la mujer que alumbró. La madre adoptiva se habría comprometido a entregar al niño el vierne 8 de febrero, pero no lo hizo. 
Ahora se espera un nuevo pronunciamiento de la jueza para saber con quién debe estar el pequeño.