Actualizado hace: 17 horas 16 minutos
Sudamericano
La Mini Tri arribó al país la noche del lunes tras coronarse campeón del Sudamericano

Martes 12 Febrero 2019 | 09:33

Carácter, convicción y cero complejos" ha sido la receta de la joven selección Sub'20 de Ecuador que ganó el domingo el campeonato Suramericano e irá al Mundial de Polonia, según describió este lunes el técnico Jorge Célico en su arribo al país la noche de este lunes, 11 de febrero de 2019.

Recién llegado de Chile, el equipo dirigido por el entrenador argentino celebra haber hecho historia al convertirse en el primer combinado "tricolor" que se hace con un campeonato en un torneo organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol.
Poco después de arribar al Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito procedentes de Santiago de Chile, algunos jugadores y el equipo técnico comparecieron ante los medios para explicar la gesta que desató la euforia entre los numerosos aficionados al deporte rey en todo el país.
"Si hay algo que destacar es el carácter y la determinación de los muchachos", añadió Célico, antes de congratularse de haber visto a una "selección que jugó bien al fútbol" y que "te entusiasma con su juego".
El técnico recalcó que los integrantes del joven equipo "tienen un grado de madurez muy alto, saben que están para pelearla".
Y destacó que "si hay un rasgo definitivo de esta selección Sub'20 ha sido su humildad".
El combinado ecuatoriano venció por 3 goles a cero a una pobre Venezuela en la última fecha del torneo celebrado en Chile en el que hasta último momento no se supo si la "tri" vencería a una Argentina que finalmente cedió ante Brasil por 0-1 y quedó con un punto menos, resultado que el equipo técnico conoció en la grada.
Uno de los artífices del triunfo de Ecuador en el campeonato hexagonal fue Leonardo Campana, pichichi del Sudamericano Sub'20, que marcó seis goles en nueve partidos.
El centrodelantero del club local Barcelona, de 18 años, dijo sentirse muy orgulloso del triunfo del que aseguró, "no habría sido posible" sin sus compañeros.
De momento, "Leo", como suelen llamarle los jugadores, e hijo del ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, aclara que se concentra en su club y que "cuando vengan las propuestas" las analizará.
Sobre el éxito del equipo y cómo fue de menos a más en cada enfrentamiento, Campana reveló que "ese cambio de mentalidad fue una obra del cuerpo técnico: Nos inculcaron desde el primer día que teníamos un buen equipo para pelear el campeonato, pero lo único que nos faltaba era creérnosla".
Por su parte, el capitán de la selección Sub'20, José Cifuentes, describió lo conseguido como "algo muy lindo" y producto de "la confianza que brindó cada uno de los compañeros, algo que nos llenó mucho de alegría, se pudo lograr los objetivos que cada uno se planteó" a pesar de haber encajado resultados adversos.
El lateral derecho John Jairo Espinosa reconoció que el seleccionador fue clave para colaborar en el cambio de chip del equipo.
"Nos cambió mucho la mentalidad (para) que no seamos conformistas, porque muchos partidos nos costó y no arrancamos con esa humildad y eso fue fundamental", apostilló.
Ecuador fue la selección más regular en un Sudamericano que no tuvo un dominador absoluto.
En la primera fase dio muestras de que su candidatura iba en serio, al liderar el grupo A por delante de Argentina y Uruguay con un imponente saldo goleador.
Paradójicamente, las dos únicas derrotas ecuatorianas a lo largo del campeonato fueron ante el mismo rival: Uruguay.
Los charrúas se le atragantaron primero en la fase de grupos y luego en la fase final, aunque no impidieron un triunfo histórico para el fútbol ecuatoriano.
Los cuatro cupos al Mundial de Polonia que había en juego en el Sudamericano de Chile fueron finalmente para Ecuador, Argentina, Uruguay y Colombia. EFE