Actualizado hace: 2 horas 34 minutos
Quevedo
$ 61,5 por tonelada

Fuertes olores que emanan sacos llenos de desperdicios deben tolerar los habitantes y visitantes de las calles Bolivia y Chile, de la parroquia San Camilo.

Viernes 11 Enero 2019 | 11:00

Algunas madres de familia que frecuentan este sector argumentan que temen que sus hijos adquieran alguna enfermedad infecciosa a causa de la contaminación del lugar.

“Este es un verdadero problema, no se puede estar tranquila sabiendo que esos sacos emanan insalubridad”, sostuvo Edith Vargas.
En otros sectores de la ciudad como la parroquia Siete de Octubre, ciertos ciudadanos expresan que no se convencen con las promociones que se hacen sobre los nuevos vehículos que llegarían a Quevedo para ejecutar la recolección de desechos.
Luis Jácome, residente de la calle Octava, de la parroquia Siete de Octubre, detalla que “será lo mismo, no habrá un buen servicio, debemos cambiar de alcalde”.
Servicio. Según Jorge Saltos, director del área de Gestión Ambiental del Municipio de Quevedo, un total de doce vehículos coforman la flota de nuevos recolectores que estarían operativos entre el 20 y 21 de enero.
De acuerdo al funcionario, estos carros pertenecen a la compañía ganadora del proceso de compras públicas realizado el año anterior.
Saltos informó que el contrato con el consorcio argentino Ingenio S.A. contempla el pago de 27 millones de dólares por los servicios que ejecutará durante siete años.
“Los pagos se harán con la recaudación mensual que percibe esta entidad (departamento de Gestión Ambiental) mediante el cobro en la planilla de luz”, expresó Saltos, quien no especificó si subirá la tasa de recolección.
Además de los doce carros destinados para cumplir con los recorridos, también se contará con una minicargadora, 110 contenedores  que se colocarán en varios sectores de todas las parroquias, un camión exclusivo para desechos sanitarios,  un vehículo para recolectar desechos grandes y diez contenedores para sus dimensiones; además una barredora aspiradora y un vehículo para limpieza de los contenedores.
“De los doce recolectores, diez son fijos y dos son adicionales, por si hay fallos en alguno de los que estarían operativos”, destacó Saltos.
El consorcio encargado de la recolección de desechos brindará este servicio a la ciudad por un costo de 61,5 dólares por tonelada, lo cual significa un ahorro considerable, según Saltos, ya que la cifra anterior era de 85 dólares “e incluso 130 dólares”.
Zonas rurales. De acuerdo al funcionario, las parroquias rurales también gozarán de los servicios de los nuevos recolectores.
“Ojalá todo sea cierto, porque en redes sociales todo se ve muy bonito, pero hay que ver qué pasa, ya que puede ser solo por campaña que prometen tanto”, comentó Rosalba Ordónez, ciudadana.