Actualizado hace: 17 minutos
Quevedo
Julia centenaria

En su rostro se dibujan varias arrugas, su sonrisa ya no muestra dientes, pero esto no impiden que suelte una que otra carcajada cuando su memoria viaja al pasado y recuerda sus años ‘mozos'.

Sábado 03 Noviembre 2018 | 11:00

Julia Loor no es una abuelita gruñona, muchos menos callada, pues lo que más hace es hablar, y compartir sus vivencias con quien esté dispuesto a escucharla y es así como esta centenaria mujer, quien cumplirá 101 años el próximo 25 de diciembre se gana el cariño de quien llega a conocerla.

Su voz es firme, sus oídos escuchan bien y de lentes, tal vez no sepa nada, pues a sus 100 años admite que aún ve claramente, y que le gusta deleitar su vista cuando sale a pasear.
Recuerdos. Recuerda que nació en Calceta (Manabí) y luego de la muerte de su esposo y con tres hijos aceptó una propuesta de trabajo en Quevedo y desde entonces ha permanecido en esta ciudad. Asegura que desde la muerte de su esposo no volvió a casarse. “Él se dedicaba a cortar madera, un árbol le cayó encima y luego de algún tiempo falleció, después me dediqué por completo a mis hijos”, expresa.
Ella asegura que, pese a sus 100 años, se siente llena de vida. “Me dediqué a cuidar niños y luego a lavar ropa ajena, eso hice siempre y no me siento cansada”, indica.
Julia vive en la parroquia Siete de Octubre, donde vive con uno de sus nietos, “soy feliz con mi nieto, todos me tratan bien”. Declara no tener la cuenta exacta de sus nietos, pero lo que si sabe es que su familia ha crecido y eso la hace muy feliz.
Bailaba. Julia comenta que una de las actividades que más disfrutaba en su juventud era bailar.
“A mi me gustaba divertirme, y aún lo hago, pero no como antes”, dice riendo.
La mujer indica que espera estar rodeada de toda su familia cuando llegue el 25 de diciembre, ya que ahí celebraría su cumpleaños.
Una de sus nietas indica que su abuela es una guerrera y que la ama mucho. Julia no recuerda el número exacto de nietos, bisnietos y tataranietos que tiene, pero asegura que es felíz con su familia.