Actualizado hace: 11 horas 28 minutos
Zimbabue
Zimbabuenses acopian productos básicos por pánico a una crisis económica

Miércoles 10 Octubre 2018 | 16:07

El miedo a la escasez de suministros por el empeoramiento del panorama económico en Zimabue está llevando a centenares de ciudadanos a almacenar reservas de productos básicos.

La incertidumbre económica se traduce en largas colas en las gasolineras para conseguir combustible, incluso después de que el Ejecutivo, liderado por Emmerson Mnangagwa, asegurase que el país tiene reservas suficientes.
En el suburbio de Mount Pleasant, en Harare, se puede ver a los clientes de los supermercados llenando sus carros al máximo y esperando en largas filas en las cajas para pagar.
"La gente está entrando en pánico. Cuando vine esta mañana había personas comprando cuatro barras de pan cada una", señaló a Efe un cliente que empujaba un carro repleto hasta arriba de todo tipo de productos, desde carne a jabón de lavavajillas.
En ese establecimiento ya no quedaba pan a mitad de la jornada, y las estanterías de productos básicos como sal, arroz o aceite de cocinar estaban vacías.
El temor entre la población se desató la semana pasada tras un comunicado conjunto del ministro de Finanzas, Mthuli Ncube, y del gobernador del Banco Central, John Mangudya, sobre un paquete de medidas de estabilización económica.
Las autoridades anunciaron que las cuentas locales en dólares estadounidenses no se reconocerían más como cuentas en dólares y que se impondría una tasa del 2 % en todas las transacciones económicas electrónicas.
La economía zimbabuense adoptó el dólar en 2009, tras otra grave crisis económica, aunque el Gobierno lanzó luego su propio billete basado en la divisa estadounidense (llamado billete bono), dada la falta de papel moneda en circulación.
En los últimos dos años, el dinero en efectivo desapareció de los bancos, de forma que es prácticamente imposible obtenerlo en cajeros y supone una gran dependencia de las operaciones electrónicas.
Este fenómeno deja las cuentas nominadas en dólares sin opción de respaldo físico.
Paralelamente, los precios en el mercado negro para conseguir efectivo real estadounidense suben exponencialmente y empujan el aumento del coste de bienes y servicios.
Las advertencias del Gobierno no están siendo efectivas ante el pánico de volver a vivir un colapso económico similar al de hace una década, cuando billetes zimbabuenses por valor de billones no eran suficientes para adquirir productos esenciales.
"El Gobierno tomará severas medidas contra quien continúen incurriendo en esas malas prácticas", dijo este martes el vicepresidente del país, Kembo Mohadi, a quienes compran para hacer acopio, pero también a los comerciantes que están aprovechando la ocasión para aumentar precios o exigir el pago en dólares.
Otros establecimientos, desde farmacias a carnicerías pasando por tiendas de ultramarinos, han optado por cerrar hasta que la situación se calme.
Esta crisis llega cuando aún no se ha cumplido un año de la ascensión al poder de Mnangagwa, quien sucedió a Robert Mugabe en diciembre de 2017 después de que una intervención militar pusiese fin a su liderazgo de casi cuatro décadas.
Mnangagwa, del mismo partido que Mugabe, legitimó su cargo en unas elecciones el pasado mes de julio -tildadas de fraudulentas por la oposición-, y prometió reintegrar a Zimbabue en la esfera global tras décadas de aislamiento y de reimpulsar la destruida economía. EFE