Actualizado hace: 11 horas 53 minutos
La Maná
Su mamá murió hace 16 días

"Gabriela, te reencontrarás con tu mamita en el cielo”, decía entre lágrimas Gloria Acosta.

Martes 09 Octubre 2018 | 11:00

Hace unos minutos le habían dado la noticia de que su sobrina, Gabriela Alejandra Espinoza Peñaloza, de 16 años, había muerto.

Gabriela salió de la casa donde vivía, en el barrio Salina, del cantón La Maná (Cotopaxi), a las 8h15 de ayer. Iba a bordo de una motocicleta junto con su amiga Rosicel Vera, de trece años, quien resultó herida. 
Ambas circulaban por la calle 19 de Mayo y Eugenio Espejo cuando se impactaron con un auto concho de vino.
Gabriela dejó de existir a los pocos minutos. Ellas iban a comprar encebollados para desayunar.
Accidente. “Su mamá murió hace 15 días (hoy 16) de un infarto y su padre está detenido. Era hija única, y debido a la situación que atravesaba dejó de estudiar hace dos años. Ella pasaba en casa con sus primas”, manifestó Gloria Acosta, tía de la occisa. 
Galo Espinoza, tío de la víctima y padrastro de la herida, llegó desconcertado hasta el centro de salud y no podía aceptar lo ocurrido. 
“No puede ser posible que esto haya pasado, salió con mi hija Rosicel por comida.
Quedó irreconocible el rostro de Gabriela y mi hija fue trasladada de emergencia al hospital de Latacunga”, manifestó Espinoza. 
Comentó que su sobrina llegó muerta a la casa de salud. El cuerpo fue trasladado hasta la morgue del cantón para realizarle la autopsia, donde se agruparon varias personas que conocían a la occisa.
Informe. Edison Pazmiño, jefe de Tránsito del distrito del cantón La Maná (Cotopaxi), declaró que fue un choque lateral angular entre un auto y motocicleta.
“La adolescente estaba con vida y en el traslado al hospital falleció. Ni ella ni la acompañante utilizaban caso de seguridad”, dijo. 
Pazmiño sostuvo que el conductor del auto se dio a la fuga, pero el carro lo encontraron a ocho cuadras del accidente en un patio y para retenerlo se coordinó con la Fiscalía. Luego fue llevado al patio de retención vehicular, al igual que la moto.
“En un video se aprecia cómo ocurrió el accidente. Las investigaciones determinarán el grado de responsabilidad de los conductores”, sostuvo el jefe de Tránsito. 
“La ley es clara: si un adolescente conduce algún vehículo, la sanción será remitida a la persona que se lo presta o al dueño del mismo”, aclaró Pazmiño. 
El velorio de Gabriela será en su vivienda.