Actualizado hace: 12 horas 18 minutos
Los Ríos
Cambio les perjudicó

Desde que los comerciantes que laboraban en el mercado municipal de Mocache (frente a la terminal terrestre) fueron trasladados a las nuevas instalaciones del centro de abastos Cañaveral, las ventas de otros negociantes han disminuido.

Lunes 08 Octubre 2018 | 11:00

Ellos manifestaron que sus principales clientes eran quienes llegaban a comprar víveres, ya que al salir adquirían alguna prenda de vestir, bisutería, zapatos o algún otro artículo. 

Para tratar de llamar la atención de la ciudadanía han optado por realizar varias estrategias como, por ejemplo, bajar los precios o establecer ofertas, pero no ha dado resultados. A esto se suma el incremento de informales y el auge de negocios en las vías principales del cantón. Apenas venden cuando hay más movimiento en la terminal terrestre (fines de semana y feriado) debido a la salida y retorno de quienes viven en el sector rural.
> Crisis.  Olivia Proaño, una de las comerciantes, expresó que antes del cambio solo le bastaba trabajar los fines de semana para sostener a su familia, pero ahora lo debe hacer todos los días para “medio subsistir”. La mujer, quien se dedica a la comercialización de prendas de vestir para niños y bisutería, recordó que las ventas eran tan buenas que debía comprar mercadería en Guayaquil (Guayas) cada semana, pero en la actualidad por la poca afluencia solo lo hace cada seis meses o cuando hay algún feriado. 
Proaño lleva vendiendo en el lugar 35 años, cada mañana arriba desde la parroquia 7 de Octubre, de Quevedo. 
Otro vendedor de calzado, quien prefirió no identificarse, manifestó que hay días en los cuales no vende absolutamente nada,  e incluso sale en contra ya que debe pagar almuerzo, movilización e impuestos. “Si la cosa sigue así, no sé qué pasará”, refirió. 
Por parte de la Comisaría Municipal se dio a conocer que se realizan controles para que no haya informales en las calles, de esa forma las personas deben acudir a los sitios establecidos para las ventas.