Actualizado hace: 3 minutos
Quevedo
Lo despiden con música

Entre música y lágrimas se velaban ayer los restos de Alberto Daniel Parrales Pérez , de 31 años.

Domingo 07 Octubre 2018 | 11:00

‘Grillo’, como lo conocían, murió tras recibir diez puñaladas, presuntamente de parte de la expareja de su novia Mónica N. 

Parrales habitaba junto a sus padres en la calle Cuarta y B, de la parroquia de la Siete de Octubre, de Quevedo. 
Él trabajaba en una empresa procesadora de alimentos y era el hijo menor de la casa. 
Trabajo. Juan Carlos Parrales, hermano del occiso, reveló que llevaba más de tres años trabajando y era considerado un buen empleado.  “Deja en la orfandad a dos menores. El mayor de diez y el otro de un año. El culpable debe pagar. Una llamada nos alertó de la mala noticia. Mi único hermano será muy recordado por ser bueno”, señaló Juan Carlos.
Embargado por la tristeza dijo que la de este año será la primera de las navidades  sin su hermano. 
“Hasta donde nos informaron el culpable de la muerte de Daniel se dio a la fuga. Todo ocurrió la noche del jueves en la cooperativa 20 de Febrero”, explicó. 
“Con Mónica N. tenía tres meses de relación y ella llegaba de visita a la casa de mis padres”, informó Juan Parrales.  Ayer, a las 15h00, el cuerpo de Daniel fue llevado hasta el cementerio Colinas de los Recuerdos para  ser sepultado. En el trayecto, varios de sus amigos coreaban y bailaban canciones de género bachata, salsa y reggaeton.
“Nuestra casa se llenó de amigos y familiares, quienes le rindieron un homenaje con las canciones que a mi hermano más le gustaban”, dijo Juan Carlos.