Actualizado hace: 1 hora
Quevedo
Lo mató frente a su hija

Las súplicas de su hija de once años no calmaron la ira del abogado y locutor José L.

Sábado 06 Octubre 2018 | 11:00

El hombre habría atacado con un cuchillo a Daniel Parrales Pérez, de 30 años, novio de su exconviviente Mónica N. Diez puñaladas acabaron con la vida de “Grillo”, como le decían a la víctima. Su cuerpo quedó tendido en el portal de la casa de su pareja, mientras que José L. se dio a la fuga en medio de los gritos desesperados de quienes presenciaron el homicidio.

Crimen. El hecho violento ocurrió antes de las 20h00 del jueves, en la calle Alfredo Baquerizo del sector Nuevo Amanecer, en la cooperativa 20 de Febrero.
Manuel Espinoza, fiscal de turno, indicó que la víctima tenía diez puñaladas distribuidas en la cabeza, espalda, brazo y tórax. 
“El presunto autor del hecho es una persona conocida en el medio, se desempeñaba como locutor, además era abogado en libre ejercicio. El móvil del homicidio sería pasional”, sostuvo Espinoza. 
El funcionario relató que, según versiones de Mónica N., la noche del crimen ella llegó pasadas las 19h00 a su casa luego de realizar unas diligencias, cuando encontró a su exconviviente dentro de la vivienda con la hija de once años que tenían en común; mientras que su actual pareja, Daniel Parrales, la esperaba en el exterior del domicilio.
La mujer le contó a la Policía y Fiscalía que luego de unos minutos ella le pidió a su novio (la víctima) que fueran a otro lugar. Mientras Parrales realizaba una maniobra a bordo de su moto para salir de la zona, habría tropezado con la motocicleta de José L., lo que provocó que el vehículo se cayera. Esto, al parecer, enojó a José L., quien salió con un cuchillo y atacó a Parrales hasta asesinarlo frente a su hija.
Búsqueda. Camilo Sarabia, comandante del distrito de Policía de Quevedo-Mocache, indicó que apenas se conoció de la muerte violenta agentes de la Dinased, Criminalística y Policía Judicial llegaron al sitio de la tragedia, donde se recogieron evidencias para aclarar el hecho. 
Además se efectuaron operativos y allanamientos para ubicar al sospechoso del homicidio.
Un primo del fallecido dijo a los medios de comunicación que “Grillo” tenía dos meses de relación sentimental con Mónica N. 
La última vez que lo vio con vida fue horas antes del crimen; aseguró que su familiar estaba mareado por la ingesta de licor, cuando recibió la llamada de un amigo para ir a la 20 de Febrero, donde fue asesinado.