Actualizado hace: 11 horas 41 minutos
Babahoyo
Un camión mató a Cristhofer

Un menor, de 12 años, quien salió a comprar a bordo de una bicicleta, murió arrollado cerca de las 16h30 de ayer, en el sector Los Laureles, en la parroquia Mata de Cacao, en Babahoyo.

Martes 11 Septiembre 2018 | 11:00

Un camión que transportaba maíz y circulaba por la vía principal lo arrolló dejándolo sin vida sobre el asfalto.

Luego de la tragedia el responsable se dio a la fuga. 
El camión fue conducido  hasta el sector Pueblonuevo donde fue abandonado por el conductor, informó la Policía.
Junto al cuerpo del fallecido, identificado como Cristhofer Zacaría, quedó un balde que llevaba y una bicicleta que se había convertido en su principal vehículo a la hora de hacer los mandados.
Los moradores del sector, quienes se mostraron indignados por esta trágica muerte, taparon su pequeño cuerpo con una sábana, mientras otros vecinos se encargaron de comunicar lo sucedido a sus familiares.  
A una cuadra de su casa. El fallecido era estudiante del octavo año del colegio 29 de Agosto y casi nunca salía a comprar, sin embargo ayer salió con autorización de sus padres. 
Apenas había pedaleado una cuadra cuando se registró el percance que todos lamentaban.
En el momento que los padres del menor estaban en el sitio del accidente  les comunicaron que delincuentes habían ingresado a su vivienda con la intención de robar.
La comunidad evitó el hurto, los ladrones lograron darse a la fuga.
Al lugar del accidente llegaron agentes de la Dinased y Criminalística a realizar el levantamiento del cadáver y luego lo trasladaron a la morgue de Babahoyo.
Los familiares del menor esperan que la Policía logre ubicar al causante del accidente y sea detenido.
Otra víctima. El mediodía del 15 de agosto el pequeño Andy Ganchozo, de siete años, murió atropellado por un bus urbano en la cooperativa de Vivienda Nogales Izurieta, en el cantón Buena Fe, norte de la provincia de Los Ríos. El niño caminaba por la orilla de la carretera, hacia su casa, luego de salir de la escuela. En aquel accidente el chofer del bus de transportación urbana también huyó.
El ‘Chinito’, como le decían de cariño a Andy, cursaba el tercer año de educación básica. 
Sus padres indicaron que acostumbraban a retirarlo de la escuela, sin embargo, aquel día los docentes decidieron enviar al niño antes de la hora de salida establecida.