Actualizado hace: 11 horas 46 minutos
El Empalme
Un ‘Ángel’ pide ayuda

Su amplia sonrisa no se opaca con facilidad. Conversar con él es conocer lo duro que ha sido su vida y los sacrificios que hace cada día para salir adelante.

Domingo 26 Agosto 2018 | 10:00

Con un bastón, hecho con un palo de escoba, y un vaso plástico se lo encuentra casi a diario recostado a un poste afuera de un comisariato en la vía Manabí, en el cantón El Empalme (Guayas).

En este lugar está a la espera de personas que le ayuden con alguna ‘monedita’. 
Con una parte de lo que recolecta debe pagarle al taxista que lo traslada hasta el  sector Bella Aurora, del recinto El Porvenir, que es donde vive. Aparte  debe comprar víveres para ayudar en la economía de la familia con la que reside.
Huérfano. ‘Angelito’, como lo conocen sus amigos, tiene discapacidad física, lo cual no le permite caminar por sí solo, a esto se suma que sufre de ataques epilépticos. Aún así se muestra optimista. Su único deseo es tener una casa propia donde pueda recibir  a sus amigos y “estar en paz”. 
Recuerda a la perfección su nombre: Ángel Solórzano Tubay, dice que tiene 65 años y que nació en la parroquia Noboa, del cantón 24 de Mayo (Manabí).
Es huérfano de padres y a El Empalme lo llevaron cuando tenía ocho años de edad.
Toda su vida ha trabajado y en la actualidad vive con unos conocidos, ya que su familia “no quiere saber nada de él”, aseguró. 
Cobra el Bono de Desarrollo Humano. Con ese dinero cancela los víveres que fía en una tienda.
Ángel aseguró tener un profundo agradecimiento con los propietarios del comisariato Súper Tres, ya que se preocupan por darle de comer todos los días y cubrirlo para que el sol o la lluvia no lo afecten.
Cada vez que padece un ataque epiléptico ellos lo atienden y ayudan. “Tengo un amigo que todos los días me da de comer y se lo agradezco de todo corazón”, expresó ‘Angelito’, al referirse a Ronald Navas.