Actualizado hace: 4 minutos
Quevedo
Ofrecía a su hija por 30 dólares

Los días de explotación sexual terminaron hace un año para “Sandra” (nombre protegido) de 15 años. La mujer que le dio la vida y quien debía cuidarla y protegerla, la obligaba a tener relaciones sexuales con un hombre a cambio de 30 dólares.

Miércoles 11 Julio 2018 | 11:00

Fue una tía de la menor quien denunció el caso a la Policía en julio del año pasado. Aquel día, Gabriela C., madre de la adolescente, había pactado el encuentro en su casa entre “Sandra” y un hombre de 40 años. 

El sujeto, de contextura delgada y piel morena llegó a la cita y al igual que en otras ocasiones mantuvo relaciones con la adolescente. 
A cambio del dicho momento, el hombre le entregó 30 dólares a la madre de la menor.
El dinero, al parecer, servía para ayudar con la alimentación de los cuatro hermanos de “Sandra”, todos menores de edad.
Un día después del hecho, Gabriela C., fue detenida junto al hombre que pagó por estar con la menor. 
A la madre la Fiscalía le siguió un proceso por explotación sexual, mientras que al sujeto por violación.
Sentencia. En el transcurso de la investigación el hombre fue declarado inocente mientras que los jueces del Tribunal Segundo de lo Penal sentenciaron a  Gabriela C., a 16 años de prisión por el delito de explotación sexual.
“Se presentaron como pruebas la valoración psicológica, reconocimientos médicos y  otras evidencias periciales en las que se justificó la responsabilidad de la madre, quien según la menor, por cinco veces la había obligado a tener relación sexual a cambio de dinero”, indicó Cristhian Montoya, fiscal responsable de la investigación del caso.
Ayuda. La adolescente fue ingresada a una fundación de ayuda social en otra provincia donde permaneció varios meses. 
Durante ese período “Sandra” recibió asistencia psicológica y medica.
Una vez recuperada fue entregada a un familiar cercano. Tres de  los hermanos de “Sandra” fueron  llevados a una casa hogar en Latacunga, mientras que el último de cuatro años quedó bajo el cuidado de una familiar. 
Según Montoya, la explotación sexual es un delito que  en el país se sanciona con una pena de hasta máximo 19 años de prisión. 
Según la Fiscalía esta sería la primera sentencia que se registra en la provincia por este delito en este año.