Actualizado hace: 35 minutos
Babahoyo
Víctimas de préstamos falsos

Los mensajes a celulares, correos electrónicos y las redes sociales son las herramientas que estarían utilizando un grupo de estafadores a nivel nacional e internacional para enganchar a sus víctimas.

Miércoles 11 Julio 2018 | 11:00

El mensaje siempre es el mismo dice: “Préstamos de 2 mil hasta 10 mil dólares, sin garantes ni hipotecas y con bajas tasas de interés”. Esta clase de oferta, llamó la atención a Carlos Z., de 26 años, quien trabaja como asesor de ventas en Babahoyo.    

El afectado denunció que hace quince días le llegaron unos mensajes a su celular donde le promocionaron un préstamo con desembolsos rápidos y sencillos.
La persona que le escribía y le llamaba le indicaba que era un financista particular  que daba crédito a personas con dificultad económica.
Llevado por la necesidad de adquirir un préstamo de 2 mil dólares, Carlos Z. aceptó la oferta que le hacían y debía cancelar 85 dólares mensuales en 24 meses.
Tras llegar a un acuerdo, recibió el contrato por correo para que lo llene con datos personales, ocupación y lo firme. 
Además, tenía que realizar un depósito de 300 dólares  para hacerle el préstamo en hora y media.
Pero antes,  Carlos Z.,  tenía que realizar el primer paso haciendo el depósito en una compañía que ofrece servicios financieros  a nivel nacional e internacional, y que tiene agencia en la ciudad de Babahoyo.
Estafado. El perjudicado, narró  que no tenía el dinero, y que tuvo que conseguirlo con la ayuda de unos amigos que lo apoyaron para que haga el préstamo. 
Molesto por lo ocurrido recordó que la tarde del viernes realizó el depósito confiado que en hora y medía tendría los dos mil dólares del préstamo en su cuenta.
Carlos Z., confesó que antes de realizar el depósito en la compañía de servicio financiero, consultó si otras personas habían realizado la misma transacción a la cuenta que él tenía y le indicaron que sí; esa respuesta lo dejó tranquilo por un momento creyendo que todo estaba correcto.
Dos horas más tarde,  su cuenta seguía en cero, por lo que comenzó a escribir a los números que tenía en su celular, pero nadie le responde hasta la fecha las llamadas ni los correos electrónicos.
Los investigadores de la Policía aseguran que les preocupa esta nueva modalidad de robo y piden a los habitantes que no confíe en las falsas ofertas de préstamos y así evitan ser víctimas de las estafas.