Actualizado hace: 27 minutos
Babahoyo
Se estrelló contra un poste de luz

Félix Litardo Mora, de 25 años, dio su último suspiro en el hospital Martín Icaza, de Babahoyo.

Domingo 08 Julio 2018 | 11:00

Un accidente de tránsito lo dejó inconsciente la noche del jueves. 
Litardo circulaba en su motocicleta por la avenida Seis de Octubre y calle 18 de Mayo cuando, al parecer, una falla mecánica no le permitió frenar a tiempo y terminó estrellándose contra un poste de alumbrado público.
Mediante un certificado de votación se conoció la identidad de Litardo, quien era oriundo de la parroquia Febres Cordero, de Babahoyo.
Producto del fuerte impacto la llanta delantera de la moto se reventó, quedando el aro totalmente retorcido, mientras que el cuerpo de la víctima quedó tendido sobre el asfalto.
El fuerte golpe que recibió en la cabeza le provocó una herida grave.
Las personas que transitaban por el lugar corrieron para intentar ayudar al motociclista, pero al notar que no reaccionaba llamaron a una ambulancia del Ministerio de Salud.
Los paramédicos le colocaron un collarín en el cuello, luego lo pusieron en una camilla y lo trasladaron al hospital Martín Icaza, donde falleció antes de las 07h00 de ayer.
> Dolor.  El cuerpo del motociclista fue llevado a la morgue de Babahoyo. En el sitio sus familiares lloraban y lamentaban la muerte de Félix, a quien describieron como un hombre trabajador que anhelaba conseguir un empleo fijo para solventar los gastos de su hogar.
“Mi sobrino era muy alegre y amiguero, él trabajaba pintando y a veces nos ayudaba a sembrar arroz. Hacía diferentes actividades, además quería conseguir un trabajo fijo para ayudar a su familia”, comentó Mercedes Litardo, tía del fallecido.
El hombre era padre de una menor de tres años y habitaba junto a su esposa en el sector de Paraíso Sur, de  Babahoyo.
>Segundo accidente. Hace ocho años Félix sufrió un accidente en motocicleta, en aquella ocasión se dislocó la mandíbula y permaneció en el hospital varios días. 
Del accidente que sufrió el jueves no logró sobrevivir debido a un golpe en la cabeza. “Entró en coma y no reaccionó, estaba entubado, solo tenía respiración artificial”, comentó Mercedes. 
Luego de la autopsia su cuerpo fue velado en el sector Paraíso Sur, posteriormente lo trasladaron hasta el recinto La Envidia, en el sector Mata de Caca de la parroquia Febres Cordero. Allí permanecerá hasta la tarde de hoy, cuando será sepultado.