Actualizado hace: 4 horas 14 minutos
El Carmen
Madre encadena a su hijo para alejarlo de las drogas, quien está hundido hace 15 años

Una desesperada madre no encontró otra alternativa que encadenar a su hijo para evitar quesalga a consumir drogas.

Jueves 07 Junio 2018 | 16:27

Unos quince metros de una cadena atada a su tobillo derecho por un extremo y a la viga de la puerta en el otro lado, es toda la libertad que tiene Danny  Z., de 35 años. 

Eso le permite moverse de su cuarto a la cocina, y cuando desea ir al baño su madre lo suelta de la viga para llevarlo.
Stalita F. (63) manifestó que el domingo, mientras su hijo dormía, aprovechó para encadenarlo con ayuda de dos yernos.  
Algo triste, manifestó que su hijo es adicto a las drogas desde hace más de quince años y como teme que le ocurra algo malo fuera de la casa, decidió encadenarlo. 
Indicó que su hijo trabajaba en una bananera, pero como se separó de su esposa hace un año, la adicción empeoró y ahora es más fuerte. 
“Él se me va hasta cuatro días de la casa y sé que roba para comprar droga. Temo que algo le pase, por eso es que busqué la forma de que no saliera”, mencionó la madre con un tono algo melancólico.
Ayuda. Stalita manifestó que su vástago ha estado unas siete veces en clínicas de rehabilitación, pero que lamentablemente no ha logrado recuperarse.
Indicó que Danny sufre del estómago y necesita ayuda para comprar medicinas, y además que se someta a una recuperación profunda.
Danny Z. es consciente de su adicción a las drogas y entiende que la decisión de su madre es el reflejo de la desesperación por la vida que él lleva. 
Su deseo es vivir desencadenado, no solo de los eslabones físicos sino también zafarse de las ataduras de las drogadicción.
Lubia Cedeño, de la Secretaría de Protección de Derechos del Municipio de El Carmen, manifestó que visitaron a la familia para conocer las condiciones en las que está Danny y se encuentran ya canalizando la ayuda con el distrito de Salud.
Stalita espera que las autoridades puedan hacer algo por su hijo, pues asegura ya no saber qué hacer y le duele tenerlo encadenado.