Actualizado hace: 9 horas 1 minuto
Se celebró el primer Día Internacional de la Luz

A lo largo de la historia, la luz se ‘ha colado’ en la medicina, en la biología, en la agricultura, en las comunicaciones, en la astronomía o el ocio, convirtiéndose esta y las tecnologías asociadas en imprescindibles para la vida de los ciudadanos y para el desarrollo futuro de la sociedad mundial.

Jueves 17 Mayo 2018 | 11:05

Este año, además, ha logrado colarse en la lista de los días internacionales que oficialmente proclama la Unesco para llamar la atención sobre aspectos importantes de la vida humana y de la historia: se celebra el 16 de mayo, Día Internacional de la Luz con más de 500 actos previstos por todo el mundo.

Se trata de un seguimiento permanente del exitoso, según la Unesco, Año Internacional de la Luz que se celebró en 2015 y que llegó a más de 100 millones de personas en más de 140 países.
El objetivo de ambos, resaltar el papel central que desempeña la luz y la tecnología de la luz en el desarrollo sostenible de la sociedad.
Y es que, como señala la presidenta del Comité español del Día Internacional de la Luz, María Josefa Yzuel Giménez, estas tecnologías, por ejemplo, han supuesto una mejora de la medicina, tanto en el diagnóstico como en las terapias, y ahora el interés de la investigación está, entre otros, en las tecnologías cuánticas con el desarrollo de computadores cuánticos y sensores cuánticos con aplicaciones en comunicación, seguridad o medio ambiente.
La luz es la base de muchas tecnologías usadas diariamente y lo que entendemos por luz ha ido cambiando a lo largo de los siglos.
1015, una fecha clave
Hay una fecha clave -de la que en 2015 se celebró el mil aniversario-, la publicación del primer libro de óptica a manos de Ibn Al-Haytham (1015), nacido en Basora (Iraq, actualmente).
Muchos años después, también fueron hitos las aportaciones del físico francés Augustin-Jean Fresnel sobre el carácter ondulatorio de la luz (1815) y la teoría electromagnética formulada por el británico James Clerk Maxwell (1865), a partir de la cual se comprobó que las ondas electromagnéticas viajaban a la misma velocidad que la luz y se constató que la luz es una onda electromagnética.
Sin embargo, más adelante, los físicos se dieron cuenta de que la forma de interacción de la luz con la materia no podía argumentarse con este modelo de Maxwell, y la explicación la encontraron en los fotones (cada una de las partículas que constituyen la luz).EFE