Actualizado hace: 9 horas 42 minutos
Babahoyo
Se ganan la vida ‘pedaleando’

A sus 80 años, Carlos Alberto López Duarte siente que aún le quedan energías para trabajar en las calles de Babahoyo.

Jueves 17 Mayo 2018 | 11:00

 Lleva más de 60 laborando como triciclero independiente, actividad con la que se esfuerza para sobrevivir.

A pesar que nunca ha recibido reconocimiento de ninguna autoridad por su labor, no se desanima. Diariamente recorre más de 10 kilómetros cargando bultos de diferentes pesos.
Cobra 50 centavos por cada flete, monto que no contribuye al esfuerzo que realiza a diario. A pesar de esto, Carlos López Duarte, quien es conocido en la calles como ‘Puñalada’, siempre regresa a casa con una sonrisa y de buen ánimo.
Tiene algo particular que no le gusta usar camisa ni zapatos. 
Cada vez que sale a laborar, lo hace solo con el pantalón que lleva puesto.
Trabajo. Narcisa López, contó que desde pequeño su hermano empezó a laborar en la calle y con el torso descubierto. Con el tiempo se adaptó ya que el sol ni el agua le hacen daño, aseguró.
La mujer reveló que su hermano es viudo, y hay días que le brinda la comida, porque no hace dinero, debido a que escasean los fletes en la calle. 
Carlos López, vive en la calles Rocafuerte entre el primer callejón y Vargas Machuca; y no recibe el Bono de Desarrollo Humano que le ayude a tener una mejor calidad de vida.
En los días de lluvia se moja, porque el techo de su casa tiene problemas.
20 AÑOS.  Luis Augusto Alcívar Casquete es conocido como ‘Chicho’. Su jornada de trabajo inicia antes de la 06h00 para recoger los periódicos que venderá durante la mañana y parte del mediodía.
Acostumbra usar camisa mangas larga y corbata, para salir a recorrer las calles de la ciudad en una bicicleta. Ese es su vehículo para llegar a diario con el periódico. Es uno de los voceadores más reconocidos de la ciudad, ya que anuncia los titulares de las noticias más impactantes, mientras lleva los diarios entre sus manos. Asegura que es la manera más directa para despertar el interés de los lectores. 
Chicho, de 63 años, no sólo cumple la función de vender periódicos, sino que también recoge información y toma fotografías de hechos noticiosos para un medio de comunicación escrito.  
Afirma que lleva 20 años, dedicado a la venta de periódicos en la ciudad, y en ese lapso ha perdido ocho bicicletas que los delincuentes se llevaron mientras trabajaba.