Actualizado hace: 9 horas 48 minutos
Babahoyo
No sabe que su esposo falleció

Desde que Juliana Ceme recobró el conocimiento tras el accidente en el que falleció su esposo, Bacilio Luis Valverde Rocha, no ha dejado de preguntar por él.

Martes 15 Mayo 2018 | 11:00

 Ambos viajaban junto a sus dos hijos, de 5 y 2 años,  en un auto desde Guayaquil cuando se accidentaron en el sector Pechiche de la vía Jujan-Tres Postes la mañana del domingo.

Juliana y sus dos hijos fueron llevados al hospital Martín Icaza de Babahoyo donde hasta ayer permanecían asilados y recuperándose. 
“Mi hija me pregunta por su esposo, no sabe que ha fallecido, le dije que está en recuperación que fue operado de emergencia, cuando esté más tranquila y recuperada de los golpes que recibió en la cabeza y columna le diré que murió”,comentó Pedro Autemana, padre de Juliana quien llegó desde Guayaquil a Babahoyo al conocer del accidente. 
El cadáver de Valverde fue llevado a Montalvo, donde será sepultado. Él junto a su familia viajaba desde Guayaquil, pretendían llegar a Montalvo para visitar la tumba de su madre, pero  la desgracia se les atravesó en el camino acabando con la vida del padre de los dos menores.
Recuperación. “La paciente presenta lesiones en la cervical, está estable, pero por la complejidad de la lesión amerita ser trasladada a Guayaquil”, sostuvo Saltos precisando que el menor de dos años tuvo una herida superficial de cuero cabelludo, mientras que la niña de cinco años presentaba signos de edema cerebral, sin embargo se descartó algún peligro mayor luego de la evaluación médica del pediatra y el neurocirujano, “los dos infantes se encuentran en la sala de observación pediátrica y de acuerdo a como vayan evolucionando serán dados de alta”, comentó un médico.
Según el padre de Juliana, ella, su esposo y sus dos hijos, son del sector  Bastión Popular de Guayaquil. 
A las 05h00 del domingo el fallecido había acudido a su casa para que le preste el auto en el que terminó accidentándose. “Ellos pretendían pasar el Día de la Madre en Montalvo donde vivía la hermana de mi yerno, el carro era mío, se los presté y les dije vayan con cuidado, una hora después me llaman a decirme del accidente”, acotó Autemana.