Actualizado hace: 9 horas 30 minutos
Palenque
“Es un don de Dios”

Eusebia Ofelia Patiño Álvarez, de 86 años, ha tenido que sobrellevar y sufrir el fallecimiento de cinco de sus hijos.

Sábado 12 Mayo 2018 | 11:00

“Este es el dolor más grande que puede tener una madre. No solo duele el corazón, duele la vida. Es como si me hubieran arrancado parte de mí,  No sé como tuve la fuerza de voluntad de soportar cinco veces la misma tragedia”, comentó.

A pesar del desconsuelo que con el pasar de los años tuvo que superar, la adulta mayor con una sonrisa dibujada en su rostro de piel curtida por los años, no se limita a evocar sus memorias de vida. 
Eusebia indica que ella ha sido una mujer trabajadora, ya que desde que era una niña,  ayudaba a sus padres en los quehaceres de casa. 
Para la octogenaria oriunda de Palenque, ser madre es un don que Dios le ha dado a la mujer. 
La “abuelita”, relata que su responsabilidad de madre le hacía preparar dulces de guineo para la venta y, así poder contribuir en la educación y alimentación de sus once hijos. 
“Ser padre o madre, seis décadas atrás era diferente a los tiempos modernos.  Por ejemplo, “las madres pasábamos más tiempo con nuestros hijos, y a pesar que la forma de criarlos era fuerte, ellos nos agradecen siempre, por  la mano dura con que los educamos”. explicó.
> Devoción.   Eusebia es devota al Señor de la Divina Misericordia. 
Reza el Santo Rosario, el que dice saberlo de memoria. 
“Eso es parte de nuestra educación de mi madre, y yo se lo he transmitido a mis hijos. Es la mejor herencia que les dejo a ellos y mis nietos”, expresó. 
Ella narró que “las  mujeres debemos estar en las buenas y en las malas junto a nuestra familia. El hogar no es color de rosa, tenemos que saber educar a los hijos, darles tiempo”. 
“La vida antes era más difícil, había que lavar, planchar, coser, cocinar, lavar pañales, limpiar la casa, criar a los animales, ahora, es diferente, hay tiempo hasta para festejar”, finalizó.