Actualizado hace: 1 hora 41 minutos
Los Ríos
Viernes 13, ¿día de mala suerte?

Cada viernes 13 Epifanía Cedeño, de 45 años, trata de evitar caminar bajo una escalera, cruzarse con gatos negros o mirarse en un espejo quebrado.

Viernes 13 Abril 2018 | 11:00

 Desde que era una niña recuerda que su madre colocaba herraduras en las puertas de la casa o unas ramas de sábila, todo esto para que no ingrese la “mala suerte” a su hogar.

Esto la llevó a creer ciegamente en las supersticiones, al punto de evitar utilizar un cuchillo cuando está friendo algún alimento, colocar la cartera en el suelo y contar dinero en la cama. “Eso hace que se vaya la suerte”, señala mientras sonríe.
Según Epifanía, aunque nada de eso sea cierto, prefiere creer en las supersticiones antes que le llegue a suceder algo malo y no haya sido “precavida”. 
De mal augurio. Al contrario de ella, Manuel Medina no cree en “esas cosas”, para él un viernes 13 es un día más, “siempre hay que creer en Dios y pensar positivo, todo está en la mente de las personas y en la capacidad que cada ser humano tiene para superar o sobrellevar alguna adversidad. Cualquier cosa que nos llegue a pasar no es por mala suerte, son consecuencias de nuestros actos”, indicó el comerciante.
  El viernes 13 es considerado el día de la mala suerte en algunos país y Ecuador no es la excepción, aunque no se tiene claro por qué se eligió al viernes 13 como un día de cuidado, para algunos religiosos es considerado así.
Esto debido a que Jesús fue crucificado un viernes; además porque en el libro del Apocalipsis, en el capítulo 13 aparecen el anticristo y la bestia.
Accidentes. Para Ronald Suárez, psicólogo clínico, la superstición le ofrece al ser humano un escape de lo cotidiano, un momento “libre” del estrés y por eso se convencen de aquello.
 El viernes 13 de enero del año anterior, a las 20h30, un accidente de tránsito dejó 20 personas fallecidas. 
La tragedia ocurrió en la vía Yaguachi-Jujan (Guayas). 19 de las víctimas viajaban en una furgoneta desde Guayaquil a Montalvo. 
El accidente lo protagonizaron el conductor de un Jeep color blanco, quien también murió en el percance. 
El carro se habría impactado contra un bus interprovincial y éste a su vez con la furgoneta.