Actualizado hace: 11 horas 58 minutos
Los Ríos
Ahora será una autovía

Tres años han pasado desde el anuncio que hizo el gobierno del entonces presidente Rafael Correa sobre la construcción de manera “inmediata” de la que se convertiría en una de las más modernas autopistas del país. Fue en el año 2015, lo hizo la exministra del Ministerio de Transporte de Obras Públicas (Mtop), Paola Carvajal, durante un gabinete itinerante en Urdaneta.

Sábado 10 Febrero 2018 | 11:00

 Se hicieron estudios, se llamó a concurso para concesionar el proyecto bajo alianza público-privada, e incluso una empresa resultó elegida; sin embargo, ahora, el tramo Jujan-Quevedo-Santo Domingo, ya no será una autopista, sino una autovía en la que se rehabilitarán los dos carriles existentes y se construirán dos más, uno por sentido.

Según Oswaldo Zambrano, director provincial del Mtop, los nuevos estudios ya no incluyen expropiaciones, indemnizaciones, construcción del anillo vial en Santo Domingo, entre otras adecuaciones, razones por las que se redujo el monto del presupuesto inicial de la obra de $ 3.731 a mil millones de dólares.
Plazo. Se prevé que el concurso para las empresas contratistas inicie en el segundo trimestre de este año.
“El pasado 18 de enero, previo a la visita del Presidente Lenín Moreno, se realizó un recorrido por la vía junto al viceministro de infraestructura del  Mtop, Aurelio Hidalgo, para así gestionar su ampliación. Se han hecho varios reajustes en los nuevos estudios, con el fin de que se haga realidad, ya que este es uno de los proyectos ambiciosos del actual gobierno”, refirió Zambrano. 
Proyecto anterior.  Según el exministro, Boris Córdova, el proyecto preliminar del gobierno anterior contemplaba la ampliación a cuatro carriles, construcción de un parterre central y del anillo vial de Santo Domingo (26 kilómetros). 
Además, se tenía  previsto que el primer tramo Santo Domingo-Quevedo tendría tres pasos laterales, seis intercambiadores, diez retornos, cuatro puentes, 16 pasos peatonales, dos estaciones de peaje, dos estaciones de pesaje fijas y una estación móvil, además una estación de descanso.
El segundo tramo, Quevedo-Babahoyo-Jujan contaría con seis pasos laterales, siete intercambiadores, nueve retornos, seis puentes, 20 pasos peatonales, dos estaciones de peaje, dos estaciones de pesaje fija, una estación móvil; y una estación de descanso. 
Se iba a invertir $ 3.731 millones, de estos, $ 2.023 millones serían para la infraestructura y $ 1.708 millones en operación y mantenimiento.
En el 2016, según una publicación de la página web del Mtop, la propuesta del consorcio nacional vial Tsáchila-Los Ríos fue la elegida para la ejecución del proyecto.