Actualizado hace: 3 minutos
Quevedo
Aún con basura

Ana Manjarrez asegura que aún batalla con la acumulación de basura en su sector. Ella habita en Las Acacias, de la parroquia Nicolás Infante Díaz, donde el carro recolector llega cada dos días.

Sábado 13 Enero 2018 | 11:00

 “Hacen un trabajo a medias. Exigimos que se mejore la recolección, los olores nauseabundos nos invaden”, enfatizó la moradora. 

En la parroquia rural La Esperanza la situación es similar, cuenta Diego Soledispa.
El habitante indica que los desperdicios permanecen  varias horas en las esquinas. “No se abastece un solo recolector para toda la parroquia, estamos cansados de la falta de servicios y caminar entre la basura”, agregó.
Quejas como la de estos ciudadanos no han cesado, pese a que se puso en marcha un plan de contingencia para atender la emergencia sanitaria en la ciudad. Muchos se quejan porque no hay horarios fijos de recolección en los barrios.
Trabajo. Sin embargo, según María José Vaca, gerente de la empresa de Aseo e Higiene, se está cumpliendo a cabalidad con el servicio en las once parroquias de Quevedo.  “Al problema de la basura se dio solución. Se siguen utilizando cinco volquetas del equipo caminero”, detalló la funcionaria.
Indicó que en la parroquia  rural San Carlos hay una volqueta haciendo el trabajo, mientras que en La Esperanza hay un carro recolector. 
Fredy Silva, encargado de la  emergencia sanitaria que se declaró el 7 de diciembre del 2017, explicó que se ha realizado un plan de acción aprobado por el concejo cantonal con un presupuesto de 191 mil dólares. 
“La suma es invertida en reparación de vehículos, personal y medios logísticos. Nueve carros recolectores están siendo reparados, ya hay seis listos y dos saldrán esta semana”, informó.
“La inversión en el arreglo de carros es de 91 mil dólares”, detalló el funcionario. 
Actualmente hay 48 personas encargadas del barrido  de calles, quienes son funcionarios municipales, y 35 laborando en la recolección de desechos.