Actualizado hace: 2 horas 53 minutos
Los Ríos
De brazos cruzados

Hoy, en el rostro de los agricultores se dibujan gestos de preocupación. En los sectores Lomas Coloradas, Abras de Mantequilla y La Templanza, de Vinces, los días de candente sol y la falta de lluvias están afectando los cultivos.

Viernes 12 Enero 2018 | 11:00

 Los campesinos comenzaron la siembra apenas cayeron las lluvias -en la última semana de diciembre-, sin embargo, el invierno se ha tardado y los cultivos han comenzado a marchitarse, debido a falta de agua y las altas temperaturas.  

Eugenia Morán, de 60 años, mira a su plantación de maíz con gran inquietud. Son más de dos semanas sin lluvias y el cultivo ya sufre los estragos. Para ella, sería trágica una sequía, pues perdería sus ahorros invertidos en la siembra.
“Las matas se han quedado pequeñas por la falta de agua, además no podemos echar el abono, porque la tierra está seca. Esperemos que caiga un buen aguacero para que el maíz coja vida”, manifestó la sexagenaria, quien, junto a su hijo, ha cultivado una cuadra en el sector Lomas Coloradas.
Eloy Moreno, también de esa localidad, comentó que si en los próximos dos días no llueve perderá su plantación de maíz. El agricultor comenzó a cultivar hace 18 días, sin embargo, por la escasez de lluvias, solo ha podido sembrar una cuadra. Su inversión supera los $ 500.
“Estos son los problemas para nosotros los agricultores, si no es la sequía son las plagas o el bajo precio cuando uno sale a vender la cosecha, pero de esto vivimos, a pesar que casi siempre el esfuerzo sea para los intermediarios”, relató Moreno. 
>otras zonas.  En cantones como Babahoyo y Jujan (Guayas), la preocupación es la misma.
Humberto Núñez dice sentirse de brazos cruzados. El arrocero tiene catorce cuadras en el recinto Nueva Esperanza, de la parroquia Febres Cordero de Babahoyo, en Babahoyo. En este terreno piensa invertir $ 12 mil, pero la sequía se lo ha impedido. Núñez afirma que solo se encomienda a Dios, puesto que agricultores de la zona como él siempre esperan “el agua que cae del cielo en cada invierno”. 
Situación similar se vive Jujan, considerado como uno de los más arroceros de la provincia guayasense.
En esta localidad se encuentra el Centro Agrícola Cantonal, en donde existen 120 asociados. Héctor Gómez, presidente de la entidad, indica que en Jujan hay alrededor de 2.600 hectáreas dedicadas al cultivo del arroz, y estima que un 20 por ciento ya ha sembrado. 
Según el dirigente, al igual que sus compañeros de Nueva Esperanza, “solo se encomienda a Dios” para que llueva.
Sin pérdidas. En la provincia de Los Ríos, el producto que más siembra por hectárea es el maíz (138.688), seguido del arroz (98.523) y la soya (25.778), según datos del Ministerio de Agricultura (MAG).
Palenque y Ventanas son los cantones con más cultivos de maíz.
El director provincial del Ministerio de Agricultura, Juan Bustamante, manifestó por el momento no se han reportado pérdidas económicas debido a la falta de lluvias. 
El funcionario agregó que en caso de haber damnificados, estos cuentan con el proyecto de AgroSeguro, que es un sistema de seguridad que beneficia a los pequeños productores.