Actualizado hace: 16 minutos
Cuidados
Pirotecnia, el monstruo de las mascotas

Al escuchar las explosiones ‘Lunita’ se alteró, corría para todos lados intentando alejarse del ruido, y así fue como se perdió.

Sábado 30 Diciembre 2017 | 11:28

Desde Nochebuena, cuando se perdió la perrita, han intentado de todas las maneras posibles encontrarla, pero ha sido en vano, explica su dueña Patricia Guillén. “El ruido hizo que corriera por todo el patio de la casa hasta que encontró por dónde salir y desde ese día no sabemos nada de ella”, indica.

Estos casos de mascotas perdidas se repiten en las festividades de Navidad y Año Nuevo, cuando los fuegos artificiales y demás pirotecnia brillan en el cielo y producen estruendo. A las mascotas les afecta a nivel del sistema nervioso, haciéndolas alterar sensiblemente.
El médico veterinario Oswaldo Morán, de la clínica veterinaria ‘Mascotas con estilo’ de Portoviejo, explica que las mascotas, sobre todo los perros, tienen mucha más sensibilidad auditiva que los humanos. Por eso, al escuchar una detonación es normal que se alteren y corran buscando un lugar seguro. “Ellos pierden el control, sólo quieren escapar del ruido, es por eso que en muchos de los casos estos animalitos saltan por el balcón y las terrazas de una casa o un edificio, lo que puede ocasionarles la muerte”, dice.
Además comenta que cuando estos animales escuchan una explosión su adrenalina aumenta frenéticamente por el estrés que están experimentando, lo que hace que su corazón comience a latir con mucha más velocidad, lo que puede provocarles un infarto.
¿QUÉ HACER?. Existen varios métodos que se pueden emplear para reducir las crisis que les pueden sobrevenir a las mascotas debido a la pirotecnia. Uno de estos es tenerlas en un lugar donde el ruido no sea tan intenso, por ejemplo espacios interiores y que estén bien cerrados, como puede ser un baño o un clóset, estar junto a ellas y abrazarlas firmemente, para que sientan la compañía y esto les signifique un aporte de serenidad.
El también veterinario Carlos Solórzano indica que los juegos pirotécnicos son usados en un promedio de seis horas en año nuevo y recomienda pasar junto a las mascotas durante este tiempo. Señala que otra de las ideas es la construcción de un lugar donde el animal pueda estar tranquilo, “se puede hacer una pequeña casita donde se pueda poner en las paredes material que absorba el ruido, como la espuma acústica, paneles que son usados en los estudios musicales o bien colocar cubetas de huevos en las paredes exteriores e interiores. Esto disminuye la percepción de las explosiones de manera significativa.
Otra de las alternativas es aplicar tapones en los oídos de las mascotas, sin embargo el profesional menciona que para esto se debe tener un entrenamiento previo porque suele ser muy incómodo para ellos.
>Método.  Otra de las formas de tranquilizar a las mascotas más conocidas a nivel mundial es el Método Tellington, un tipo de amarre que ayuda a la circulación de la sangre y hace que tenga una sensación de bienestar, reduciendo el estrés.
Morán asegura que es muy efectivo, debe hacerse a manera de vendaje, aunque para esto se requiere la ayuda de un profesional. 
>Método.  Además hay sedantes en gotas o inyecciones para que las mascotas estén dormidas al momento de las detonaciones, sin embargo el veterinario Morán menciona que esta debería ser la última de las opciones, con un tratamiento previo. “Se debe tener un estudio previo sobre el tipo de medicamento que necesita la mascota”, explica Morán.