Actualizado hace: 1 hora 10 minutos
Francia
Reconocida tienda de moda francesa cierra definitivamente tras 20 años de historia

Miércoles 20 Diciembre 2017 | 13:49

Colette, la emblemática boutique parisina creadora de tendencias, cerrará hoy sus puertas tras 20 años de éxito entre los amantes de la moda, el arte y el lujo.

Detrás de ese espacio abierto en 1997 están su fundadora, Colette Roussaux, y su hija Sarah Andelman, hasta ahora directora artística de la firma, que se define en su página web como "reactiva y tenaz, apasionada, visionaria y espontánea".
Una variada oferta de productos que renovaba cada semana, la colaboración con reputadas marcas, las exclusivas, los avances y las series limitadas han hecho de Colette un exitoso modelo de negocio que el año pasado facturó 28 millones de euros (33 millones de dólares).
El motivo del cierre, anunciado en julio a través de las redes sociales, no responde a cuestiones económicas, sino a la jubilación de Rousseaux.
"Todas las cosas buenas tienen su fin. Colette no puede vivir sin Colette", declaraba la tienda en su cuenta de Instagram, donde tiene más de un millón de seguidores.
Famosos y grandes de la moda como el diseñador alemán Karl Lagerfeld contribuyeron a hacer de ese espacio, situado a pocos metros de los Jardines de las Tullerías, una referencia para el sector.
"Me encanta este lugar y admiro mucho a Colette. Estoy muy triste. Colette era parte de la calle. Era un lugar único en el mundo, había un ambiente como en ningún otro sitio", dijo Lagerfeld sobre el cierre a la revista Madame Figaro.
Su último día, en el que cerrará sus puertas a las 19.00 GMT, suscitó hoy una gran expectación tanto mediática como entre los clientes que desde esta mañana llenan sus tres plantas o entre viandantes que se asoman curiosos a sus puertas.
"Mi hijo me ha insistido en venir a Colette para llevarnos al menos un recuerdo. Hay mucha gente, por eso me acerqué antes para hacer la cola", dijo a Efe Françoise, una clienta de Bretaña de paso por la capital francesa.
La firma Saint Laurent ocupará los 700 metros cuadrados de Colette que hasta hoy han acogido ropa, libros de arte, cosméticos, joyas y objetos variados de entre 4 y 10.000 euros (de 4,7 a 11.811dólares) , y reubicará a sus 120 empleados. EFE